Utópicas reconstituciones

 Instalación fúngica sonora

La obra está constituida por contenedores  naturales  con la morfología geométrica de áreas deforestadas de la selva amazónica, observadas  por vuelos aéreos y rastreadas mediante gps.  Los mismos estan generados con pastas orgánicas y micelio, la red  de hifas que constituye el cuerpo vegetativo de los hongos, tejido de manera inducido mediante condiciones controladas por dispositivos electrónicos mediante técnicas GIY (Grow It Yourself).

23518857_10213952590390046_4505604539023245523_n23559843_10213952592030087_4262005537221256009_n

Los contenedores poseen diferentes sustratos orgánicos y semillas que permiten mediante el crecimiento de hifas, el relleno y la reconstitución metafórica de los vacíos generados en la selva por los desmontes.

23559575_10213952593790131_3342090281378963025_n23559966_10213952593430122_1905503887162971332_n

Cada recipiente posee sensores y dispositivos electrónicos (temperatura, humedad, presencia y otros a determinar) que hacen que cuando se perciban cambios en las condiciones de cada contenedor (al surgir las formas de vida sembradas), se produzcan sonoridades aleatorias y discontinuas (cada contenedor reproduce una pista diferente de audios extraídos in situ dentro de la selva afectada  con variabilidades relativas de acuerdo a los datos digitales recaudados) Los mismos manifiestan la diversidad de vida animal y su interacción con el entorno de las especies de la selva amazónica del área de Manaos, Brasil.

De esta manera, al llenarse de a poco los vacíos físicos, aparecen también los “llenos sonoros”, que son los presentes cuando conviven flora y fauna.

Como la instalación involucra varios contenedores, y en diferentes estadíos  de desarrollo, la sonoridad se vuelve progresiva y de acuerdo a cómo se vayan reproduciendo las especies sembradas. Los micelios por otra parte, no son detenidos en su ciclo de reproducción para formar  los contenedores (en general se corta el crecimiento mediante fuego a altas temperaturas para consolidar la forma deseada mediante la muerte fúngica), por lo que los hongos también formen parte de los nuevos microsistemas sonoros.

La instalación se constituye como una metáfora de la manipulación del hombre del territorio desde un aspecto reversible poético: por un lado se parte de la conversión en paisaje llano generado por el hombre  mediante la eliminación de selva en áreas de explotación económica diversa. Pero por el otro lado, mediante la misma acción de la naturaleza y mediada por la misma especie que la destruye, se reconstituyen esos espacios geométricos llevados a escalas mínimas apreciables. De esta manera se produce una regeneración natural.

ama

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s